Prevención via Telemedicina

Las consultas en la sala de emergencias son generalmente una de las primeras opciones cuando las personas quieren realizar una consulta médica.

La experiencia en temporadas de gripe ponen a prueba la paciencia de cualquier individuo. Este soportará una espera de dos horas en promedio, deberá someterse a pruebas diagnósticas y precios exageradamente inflados. Los servicios de emergencia son muchas veces más caros que visitar el consultorio de un médico.

Estos pacientes también enfrentan mayores riesgos de no recibir lo que en realidad van a buscar, una atención de calidad. Los médicos de urgencias a menudo no pueden acceder a los registros de salud de los pacientes debido a la falta de acceso al archivo, la carencia de un sistema de informacion en salud digitalizado y en casos donde este sistema esta implementado, la regla general es la falta de interoperabilidad entre los sistemas. Otro factor involucrado es el escazo tiempo para atender a los pacientes. Luego de la atención no se ofrece un plan seguimiento acorde a las necesidades. Todo lo citado puede provocar discontinuidad en el tratamiento y errores evitables.

Sin embargo, muchos de los que van a la sala de emergencias no requieren servicios de emergencia.

Simplemente no tienen otro lugar a donde ir.

La combinación de la telemedicina con un mayor énfasis en la atención primaria y la prevención, es una estrategia óptima para el manejo de afecciones crónicas como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus y un largo etcetera, asi como de cuadros agudos que no requieren de cuidados críticos, como los resfriados y casos de gripe.

a doctor doing an online consultation

El enfoque tradicional para el manejo de enfermedades crónicas es intermitente y episódico. Una vez que un médico hace un diagnóstico, programa visitas de seguimiento al consultorio de forma rutinaria, generalmente cada cuatro a seis meses.

La mayoría de personas están acostumbrados a esta cadencia, pero no tiene sentido. Es posible que algunos pacientes con enfermedades crónicas bien controladas no necesiten ver a su médico durante un año, mientras que otros se beneficiarían de evaluaciones mensuales.

Al eliminar las barreras de tiempo y distancia, la telemedicina puede ayudar a abordar problemas siempre presentes en los modelos de atención tradicional: largas esperas para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento eficaz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: